Conozca la reserva de la Biosfera de Sian Ka’an

El nombre de Sian Ka’an viene del maya y significa “Donde nace el cielo” o “un regalo del cielo”, en esta reserva se tienen indicios de veintitrés pequeños sitios arqueológicos que datan del periodo Maya Clásico.

La reserva de la Biosfera de Sian Ka’an fue creada el 20 de enero de 1986 por decreto presidencial bajo el mandato de Miguel de la Madrid Hurtado y ese mismo año llego a formar parte del programa de la UNESCO conocido como el “Hombre y la Biósfera”, MAB por sus siglas en ignlés. Para el año de 1987 la reserva fue declarada como patrimonio de la humanidad.

Como parte del programa MAB con paquetes para cancún la reserva se tiene el compromiso de dentro de sus fronteras, encontrar la manera de integrar las actividades humanas sin comprometer otras formas de vida. Sian Ka’an posee 526,091 hectáreas aproximadamente y se expande a lo largo de 120 kilómetros de norte a sur, abarcando casi un tercio de las costas caribeñas de México. La reserva contiene tres grandes zonas donde la actividad humana está limitada a la investigación científica.

Estas áreas se conocen como Zonas Nucleo de Muyil, Cayo Culebras y Uaymil y cubren un área total de 283,280 hectáreas. La actividad humana de bajo impacto se lleva a cabo en una parte de la reserva conocida como zona de transición, aquí habitan cerca de 2000 personas, mismas que tienen sus casas a lo cargo de la costa en zonas conocidas como Punta Allen y Punta Herrero. Aproximadamente un uno por ciento de la reserva pertenece a dueños privados.

La actividad humana en la reserva es principalmente la pesca, en ella se puede capturar langosta, sábalo, robalo, macabí y palometa. La segunda actividad económica en la reserva es el turismo, donde se ofrece al visitante la observación de aves exóticas, navegar en Kayak a través de sus lagunas y canales, y una visita al campamento chiclero para observar el proceso de elaboración del chicle.

Enseñarle A Nuestro Niño A Cepillarse Los Dientes

Aunque sabemos que a los niños se les caerán los dientes a edad temprana, es importante ser cuidadosos desde el principio con su salud bucal. Nuestros dientes de  bebé sirven de guía para nuestros dientes adultos. Si estos dientecitos se caen prematuramente debido a caries, nuestros dientes adultos (blanqueamiento dental) no tendrán el suficiente espacio para acomodarse adecuadamente. Si los dientes del bebé no están en buena salud puede aparecer infección, dolor, incomodidad y problemas para comer y hablar así como también problemas de baja autoestima.

Es recomendable iniciar con la higiene oral del bebe incluso desde antes que los primeros dientes aparezcan. No queremos dejar que los dientes se pongan verdes, para ello es importante mantener las encías limpias. Limpia las encías suavemente con un trapo suave o gaza y agua; también puedes utilizar un cepillo dental infantil humedecido después de cada alimento (recuerda: no dientes, no pasta dental). Un beneficio secundario a todo esto es que tú bebe sentirá alivio del dolor cuando apliques presión ligera sobre sus dientes.

Cuando se alcanzan los 2 a 3 años de edad, es el tiempo de enseñarle a nuestro niño a cepillarse los dientes y a mantener la higiene bucal de sus propios dientes. Una de las maneras más sencillas de iniciarlos en esto es cepillarle sus dientes primero y después pedirles que repitan lo que tu haz hecho. Tomará algún tiempo para que el niño tenga a coordinación necesaria y memorice los pasos del cepillado. Debes tener paciencia y celebrarle cada pequeño logro que alcance.

Es importante escoger el cepillo correcto, este debe ser de cerdas suaves, de tamaño infantil, con un mango que se acomode cómodamente en las manos de tu pequeño. Si te es posible adquiere una pasta dental para bebés baja en flúor y asegúrate de que después del cepillado se enjuaga correctamente y que no se ha tragado la pasta.

Es importante que mientras le enseñas el cepillado le platiques lo que estás haciendo en cada paso porqué lo haces y porqué es importante.